Postales de La Habana

diciembre 7, 2007

por Rafael de Águila

 

I. EXORDIO

El País (dicen) es un diario de izquierdas. El País (dicen) es plural. Dicen y no es verdad. Verdad es que un artículo del peruano Mario Vargas Llosa vale mil palabras y, un correo electrónico de la gerente comercial de El País Internacional, Irene Hes, más de diez mil. (Ruego al Dios del Copyright para que el parafrasear no se barrunte prohibido por los dictados de El País). Verdad es, sin embargo, que El País, en las entrañas mediáticas del Grupo PRISA (Promotora de Informaciones, Sociedad Anónima), líder de comunicación, cultura, entretenimiento, educación y multimedia en España, responde a los intereses más sacros de este emporio. Verdad es que los intereses más sacros de un emporio no son otros que la obtención de ganancias y el control del mercado. (Perogrullo dixit, después de leer cualquier manual de economía). Verdad es que el Grupo PRISA está presente en 22 países de Europa y América; que en el 2005 facturó 1 483 millones de euros y obtuvo un beneficio neto de 153 millones de euros; que controla más de 1 235 emisoras de radio en España y América Latina; que le pertenecen varias televisoras (entre ellas Canal +) y un buen grupo de editoriales tales como Alfaguara, Taurus, Aguilar, Altea, Punto de Lectura, SUMA; Santillana, Constancia Editores, Salamandra. Todas estas verdades (se excluye la cuarteta inicial) son irrefutables. La cuarteta inicial es, dígase con el debido derecho del copy y del right, toda una falacia; El País ni es un diario de izquierdas ni es un diario plural; el artículo del peruano Mario Vargas Llosa (El Comandante y el Rey) no vale una palabra; del correo cursado por la gerente comercial de El País Internacional, Irene Hes, al periodista Pascual Serrano, no vale siquiera indagar el valor.
Lee el resto de esta entrada »

Bienvenidos a La Jiribilla

diciembre 6, 2007

Ángel de la jiribilla, ruega por nosotros. Y sonríe. Obliga a que suceda. Enseña una de tus alas, lee: Realízate, cúmplete, sé anterior a la muerte. Vigila las cenizas que retornan. Sé el guardián del etrusco potens, de la posibilidad infinita. Repite: Lo imposible al actuar sobre lo posible engendra un posible en la infinidad. Ya la imagen ha creado una causalidad, es el alba de la era poética entre nosotros. Ahora podemos penetrar, ángel de la jiribilla, en la sentencia de los Evangelios; Llevamos un tesoro en un vaso de barro. Ahora ya sabemos que la única certeza se engendra en lo que nos rebasa. Y que el icárico intento de lo imposible es la única seguridad que se puede alcanzar, donde tú tienes que estar ahora, ángel de la jiribilla.

Se muestra ahora el ángel de la jiribilla, José Lezama Lima.
Universidad de La Habana, 1959.